Mis primeras cajas: Amparo y Fina

Caja moños de fallera para regalo fallero

Aquí empezó todo esto. Son mis dos primeras cajitas. La de Amparo la mía y la de Fina, la de mi mami. Fue una prueba para preparar el regalo de Fallera Mayor de mi comisión, Campamento-La Yesa, en 2011. Me gustó la idea y después pinté más de 100 para todas las nenas y las chicas de mi comisión.

Desde entonces las cajas se han convertido para mí en un espacio de inspiración y creación. Un día pensé que quería una caja para guardar mis moños de fallera y no conseguía encontrar ninguna que me gustara. Normalmente los llevamos en cajas antiguas y hasta en viejas cajas de zapatos.

Claro, cuando llegas a la pelu… no apetece sacarla de la bolsa. Y pensé… ¿por qué no me la hago yo? Y así fue. En 2011 fui Fallera Mayor de mi comisión y decidí regalar a cada una de las componentes una caja personalizada con su color de pelo, de ojos y de traje. La verdad es que fue un trabajo “duro”, pero valió la pena ver las caras de satisfacción y sorpresa que ponían cada una de ellas al ver cómo era la suya. Así que quiero compartir con vosotros algunas de ellas, así como otras que he realizado a algunas amigas y también para bebés recién nacidos. Espero que os gusten.

 

 

 

¿Qué te ha parecido?